Ingredientes

7 ingredientes naturales clave para este invierno

La oferta de productos naturales para cuidar de nuestro cuerpo en invierno es muy extensa: lociones, cremas, mantecas, ungüentos, aceites… Pero, ¿sabemos realmente cuáles son los ingredientes más efectivos que debemos buscar en este tipo de cosméticos?

O, por qué no, comprarlos de forma individual y utilizarlos solos o en combinación (que levante la mano a quien le gustaría que compartiéramos tutoriales de cosmética natural casera). En invierno buscamos hidratación, nutrición y sobre todo protección contra el viento y el frío; estos son los ingredientes naturales perfectos para ello:

1. Mantecas de karité y de cacao

La primera es mucho más común que la segunda, pero ambas son un ingrediente protector de la piel excelente. De hecho, se utiliza como base en los productos corporales porque actúan de barrera una vez aplicados en la piel. Además, suavizan, reparan y nutren la piel, siendo muy útiles en el tratamiento de afecciones de la piel (atopía, dermatitis, eczema…), en parte por sus propiedades cicatrizantes, antiinflamatorias y emolientes. Su textura es sólida, por lo que con el calor corporal se funden y se convierten en una especie de aceite. Esto significa que hay que usar muy poca cantidad, y que el producto nos cundirá muchísimo. Estas son las que tenemos nosotros en la web.

2. Cera de abejas

La cera de abejas es un ingrediente conocido y empleado ya durante la época egipcia (Cleopatra era toda una beautyaddict y la incluía en sus rituales de belleza), y de manera similar a las anteriores mantecas, protege muchísimo la piel pero sus propiedades nutritivas son algo superiores; es más humectante y emoliente, por lo que se emplea de forma muy común en la elaboración de pomadas y ungüentos y en lociones o cremas para pieles secas o muy secas. A veces, se combina con el karité y el cacao, ¡toda una bomba de hidratación! Para las pieles con enfermedades es una opción muy interesante, ya que es antiséptica, antimicrobiana y antiinflamatoria. Consulta los productos con este ingrediente aquí.

3. Coco

El coco es un super ingrediente, muy de moda últimamente, y no nos extraña nada. Es uno de los aceites más grasos y emolientes que existen, por lo que no deben perderlo de vista las pieles secas o muy secas. Éstas se benefician de su capacidad de reparar y preservar el colágeno natural, que junto a su acción nutritiva y protectora de los agentes externos (en especial, de los radicales libres), hacen que la piel se vea hidratada, suave y elástica. Es un buen antiageing y además, tiene propiedades antibióticas, antimicrobianas y antiinflamatorias, por lo que es un componente que nunca falta en los productos para las pieles sensibles o con problemas. Contamos con un aceite de coco virgen y bio y muchos productos que lo incluyen.

Aceite de coco virgen y bio de Laboratoire Altho, sin olor, especial para uso cosmético.

4. Sésamo

Es uno de los ingredientes más utilizados en productos anti-estrías, de bebé, para pieles secas, y anti-edad, ya que es rico en ácidos grasos Omega 6 y 9 y minerales como el calcio, el hierro, el magnesio y el zinc, lo que le otorga propiedades curativas. Es un analgésico natural, desinflama la zona en la que lo aplicamos (es genial para dolencias articulares o musculares) y resulta todo un alivio en pieles con picores o en quemaduras. Es humectante, nutritivo y reparador, tanto en la piel, como en el pelo.

5. Oliva

Un ingrediente sostenible de km0, fácil de encontrar bio, con propiedades maravillosas. Es una grasa saludable llena de ácidos grasos y vitaminas que la hacen muy efectiva reparando tejidos dañados, en especial de la piel. Protege de los radicales libres y previene el envejecimiento prematuro, y su acción sobre la piel es emoliente. Con su uso, la piel recupera su tersura, suavidad y luz. ¿Un truco? Va genial para desmaquillar, y aunque por su naturaleza es un aceite algo espeso y graso, la piel lo absorbe con mucha facilidad. Otro imprescindible para las pieles más asperas y resecas, o deshidratadas. Hay muchísimos productos que están fabricados con él.

6. Espino amarillo

Lo podemos encontrar en forma de extracto o de aceite, en ambos casos este ingrediente aporta una cantidad de antioxidantes, ácidos grasos y vitaminas enorme. Por ejemplo, es el único que contiene Omega 7 de todos los frutos y bayas que se emplean en cosmética natural, pero además, también posee Omegas 3, 6 y 9. Tiene un total de 14 vitaminas (como curiosidad, tiene 14 veces más vitamina C que la naranja, y 15 veces más vitamina E que la oliva), micronutrientes como el calcio, el zinc o el hierro, y muchísimos tipos de flavonoides, lípidos y aminoácidos. ¿En qué se traduce todo esto? En que la piel seca, áspera y envejecida ganará suavidad y elasticidad gracias a su acción reconstituyente. Es un buen estimulante de la producción de colágeno, y por lo tanto de ácido hialurónico, por lo que ayuda a que la piel retenga mucho mejor el agua. Por todo ello, ayuda muchísimo a tratar la flacidez, las arruguitas, las cicatrices, las manchas, la piel dañada e inflamada, la sequedad profunda… ¡dicen de él que es un verdadero milagro para la piel!

7. Caléndula

La caléndula es un ingrediente indispensable todo el año, pero ahora en invierno no puede faltar en las composiciones de lo productos o sola, en forma de aceite vegetal. Es calmante, suavizante, cicatrizante y desinflamante, por lo que no deben perderlo de vista las pieles sensibles o dañadas. Es también el principio activo por excelencia de los productos para bebé; es capaz de mitigar picores e irritaciones y de rebajar las rojeces en muy poquito tiempo. Lo mejor es aplicarlo de forma concentrada utilizando el aceite vegetal, por ejemplo, directamente sobre la piel. En nuestro buscador aparecen todos los productos formulados a base de esta planta o que la contienen.

Lociones y cremas corporales naturales

Si eres de las que prefiere comprar un producto ya formulado y específico para tus necesidades, en tienda tenemos varias opciones, a cada cuál más efectiva:

  • Crema corporal nutritiva de Coslys
    Pensada para pieles especialmente secas o sensibles, por su alto poder de hidratación profunda y duradera. Su textura es cremosa pero tiene la ventaja de absorberse con facilidad. Muy rica en manteca de karité y agua floral de reina de los prados, es una opción muy escogida por su calidad-tamaño (500ml)-precio.
  • Leche corporal reafirmante y antioxidante de Mossa

    Esta crema combina los beneficios de ingredientes hidratantes y protectores como la manteca de karité, la glicerina y el aceite de girasol, con los antioxidantes del espino amarillo y el arándano, y las propiedades reafirmantes y depuradoras de la cola de caballo y la menta. Su textura es cremosa, algo más fluida que la de Mádara, y se masajea y se absorbe muy bien. Su olor es suavemente mentolado, hacia el lado dulce.
  • Loción corporal hidratante, reafirmante y drenante de Kivvi
    Esta crema corporal es una de nuestras preferidas por la cantidad y variedad de sus ingredientes y sus numerosas propiedades. Contiene ingredientes super hidratantes, suavizantes y protectores, principalmente aceites vegetales bio: coco (emoliente), albaricoque (calmante), onagra (reafirmante), frambuesa (anti-edad), oliva (nutritivo), uva (antioxidante), grosella negra (preventivo)… Aceites que no solo hidratan, sino que aportan ácidos grasos y antioxidantes muy beneficiosos para la piel. Además, como se combinan con el aloe, la glicerina y la manteca de karité, juntos hacen un tándem protector muy potente. Por último, contiene extractos drenantes y depurativos que mejoran, por ejemplo, la retención de líquidos y la circulación, como el romero, el abedul, el ginseng o el pepino.
  • Mermeladas corporales nutritivas de Kivvi

    La joya de la corona: unas deliciosas mantecas corporales que enamoran a todo el que las prueba. Sobre una base de manteca de karité se le añaden un montón de aceites vegetales ecológicos que hidratan, nutren, reparan, suavizan, reafirman… ¡ya sabéis lo ricos en ácidos grasos, antioxidantes y vitaminas que son los aceites! En su fórmula encontramos, por ejemplo, el aguacate, el coco, la macadamia, la oliva, la uva, la rosa, la onagra, el kiwi, la fresa, la frambruesa, la jojoba, el espino amarillo, el germen de trigo.. Sí, sí, todos juntos. La hidratación que ofrece es muy profunda, dura intacta hasta el día siguiente, y la piel luce con un brillo especial. Es una tarrito precioso y su interior dura bastante, ya que al fundirse con el calor corporal, se convierte en aceite y cunde más que una crema. Disponibles en varios olores: Naranja y Vainilla, Bergamota, Limón y Menta, Ciruela Amarilla, Arándano… Podéís leer más sobre ellas en este post especial que escribimos.

Estas son algunas de las cremas corporales preferidas de nuestras clientas, pero puedes ver más aquí. Además de lociones, siempre es buena idea tener algún aceite a mano para complementar los días que haga más frío o notemos la piel más seca. Puedes encontrar aceites individuales o aceites de masaje ya formulados, que son una combinación de varios aceites vegetales junto con aceites esenciales que dan aroma y propiedades terapéuticas. Por ejemplo…

Aceites hidratante y de masaje naturales

  • Aceites de masaje de Laboratoire Altho: nuestra marca de aromaterapia dispone de 5 variedades de aceites con olores y propiedades distintas, si bien su base siempre son los aceites vegetales hidratantes (girasol, sésamo, albaricoque, rosa mosqueta…). Encontrarás uno especial para la Silueta (anticelulítico y reafirmante), otro para las piernas pesadas y la Circulación, otro Muscular para la preparación deportiva y los dolores, uno Relajante, y otro de Respiración, pensado para momentos de resfriado o gripe, que abre las vías respiratorias.
  • Aceites hidratantes corporales de Matarrania: los aceites de esta marca española son 100% ecológicos y gustan mucho a las pieles muy secas por ser muy ricos en aceite de oliva, de almendras y sésamo. En este sentido, son aceites un poco más espesos que, por ejeplo, los de Altho, cuya base es girasol y es mucho más ligera. Las distintas variedad corresponden a la combinación de aceites esenciales, como por ejemplo Canela y Clavo, Limón, Naranja y Mandarina, o uno más afrodisíaco con Patchoulí y Mirra, entre otros. Descúbrelos todos aquí.

  • Aceites corporales tratantes de Weleda: quizás estos sean los más conocidos por la popularidad de la marca. Lo que tiene de particular es que están pensados para una necesidad concreta. Así, el de Granada está pensado para regenerar y va dirigo a las pieles más exigentes (también maduras); el de Onagra es reafirmante, también dirigido a combatir los signos de la edad, el de Caléndula es calmante y cicatrizante, el de Rosa Mosqueta es para todos los públicos y es un auténtico multiusos (hidrata, suaviza, combate las estrías, cicatrices y manchas, previene los signos de la edad…). Puedes ver toda la variedad de aceites de Weleda aquí.

¡Y hasta aquí nuestras recomendaciones de hoy! Si tenéis la piel muy seca, os recomendamos tener un aceite de reserva para complementar con la loción corporales los días más gélidos,  ya que evitan que la piel se deshidrate tan rápido. Os esperamos en nuestras tiendas y como no, estamos al otro lado de la pantalla para responder todas vuestras dudas :).

 

Te puede interesar también

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *