Higiene Salud Tutoriales

Te ayudamos a elegir tu desodorante bio

¿Sabías que la efectividad de los desodorantes convencionales se debe a la cantidad de ingredientes químicos y sustancias nocivas que contienen? Nocivas no sólo para la delicada piel de la zona de las axilas, si no también para nuestro organismo. Y es que, como toda la cosmética no biológica, sus componentes se acumulan en los tejidos y órganos de nuestro interior y su efecto acumulativo puede contribuir al desarrollo de enfermedades. Con los desodorantes hay que ser especialmente cautos ya que el nivel de absorción en las axilas es elevadísimo, y evitar a toda costa ingredientes que hoy en día sabemos que son tóxicos.

No compres un desodorante que contenga:

  • Clorhidrato de aluminio (Aluminium chlorohydrate): sin duda el componente más conocido y que tanta controversia ha causado en los últimos años. Es el que consigue que los desodorantes conocidos como antitranspirantes bloqueen la sudoración y que ésta y el mal olor no salga al exterior. Este es el efecto que no es nada saludable para la piel, ya que se bloquean los poros por la acumulación de toxinas y es cuando aparecen los tan comunes bultitos de grasa, rojeces, irritaciones, picores…
  • Parabenos: son los conservantes que impiden el crecimiento de bacterias, y sus efectos se localizan en el el sistema endocrino. Imitan el estrógeno natural del cuerpo produciendo un funcionamiento hormonal anormal, algo que según algunos estudios aumenta el riesgo de cáncer de mama. Los parabenos han sido encontrados en la leche materna, la sangre y los tejidos del cuerpo, y pueden entrar en un feto en desarrollo. Los más comunes son: metylparaben, butylparaben, benzylparaben, ethylparaben, propylparaben, isopropylparaben, y cualquier otro que acabe en -paraben.
  • Conservantes irritantes: las marcas que deciden eliminar los parabenos suelen tener otro as en la manga y utilizar otros conservantes igual de irritantes como son el phenoxyethanol o el triclosán, dos agentes antibacterianos que actúan como un disruptor endocrino (afecta al normal funcionamiento de las tiroides).
  • Perfumes sintéticos: detrás de la palabra Parfum es esconden hasta cientos de compuestos para conseguir un olor o un aroma concreto, lo que significa que en realidad no tenemos solo un ingrediente químico sino muchos más. Es importante evitarlo ya que sensibiliza la piel y fragiliza la barrera protectora de la piel. En pieles sensibles y reactivas puede ser muy irritante.

Busca alternativas saludables: los desodorantes bio

La mejor decisión que podemos tomar es cambiar a alternativas más saludables, como las naturales y en la medida de lo posible ecológicas (¡imprescindible que cuenten con un sello certificador!).

Estas son la mejor opción porque incluyen extractos y aceites esenciales plantas tanto de acción bacteriana como calmante, suavizante, cicatrizante, por lo que a la vez de protegernos contra el mal olor, cuidamos nuestra piel.

Entre los desodorantes naturales, 100% libres de componentes tóxicos y con ingredientes ecológicos afines a la piel, encontramos de dos tipos:

  • Desodorantes naturales a base de piedra de alumbre: son los que utilizan el mineral de alumbre puro, 100% natural y en muchos casos ecológico (mirar siempre que así sea). Se extrae de la propia piedra y se presenta en forma sólida, de forma que podemos utilizar la piedra directamente en la axila, o en líquido, normalmente en formato spray o roll-on. En Adonia confiamos en los de la marca Santé:

  • Desodorantes naturales a base de aceites esenciales: existen aceites esenciales con propiedades antisépticas y antibacterianas que controlan eficazmente el sudor y el mal olor (árbol del té, limón, salvia, romero, lavanda, lemongrass, bergamota, ylang ylang…) y que, además, aportar un olor agradable al producto. Muchas marcas optan por utilizar estos principios activos y prescindir del alumbre. Los más conocidos son de Weleda:

¡Desodorantes bio que SÍ funcionan!

Pero si hay un tipo de desodorantes bio que realmente funcionan son los que combinan el poder de los dos ingredientes activos, tanto la piedra como los aceites. Las clientas de Adonia tienen dos favoritos muy claros y se han convertido en los que nosotras mismas utilizamos para el día a día. Vayas a trabajar, tengas una cita, hagas deporte o vayas a buscar a los niños al cole, ¡no te abandonan!

  • Desodorante herbal de Mádara

¡El desodorante que más triunfa! Contiene todo lo bueno que brinda la naturaleza para controlar el mal olor: piedra de alumbre natural diluida, extractos de plantas antisépicas como la salvia, otras más calmantes y cicatrizantes como son la caléndula y la camomila, e ingredientes que añaden confort y suavidad a la piel como el agua de rosas y la glicerina vegetal. Como se puede decir, es apto hasta para las pieles más sensibles :). ¡Funciona hasta en las jornadas más intensas!

  • Desodorante citrus limón de Coslys

Este es el segundo en el podio de los favoritos. Coslys añade a sus desodorantes el saccharomyces ferment, un hongo que inhibe el sudor y que junto a la piedra y el aceite esencial de limón forman un gran equipo para decir adiós al mal olor. Además, incluye aloe vera y glicerina vegetal para suavizar y cuidar al máximo la axila.

Te puede interesar también

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *