Ingredientes Salud

El alcohol en la cosmética bio: ¿es perjudicial?

El alcohol ha sido siempre un ingrediente muy utilizado en cosmética, tanto natural como convencional, por sus cualidades anti-microbianas muy útiles para la conservación de los productos. Son muchas las voces que se alzan en su contra porque se cree que puede irritar, secar y sensibilizar la piel. Pero, ¿qué hay de verdad en todo esto?

Empecemos por el principio…

¿Qué es el alcohol?

El alcohol es un etil o etanol presente de forma natural en componentes como el mentol, la glicerina e incluso muchas ceras naturales. Por lo tanto, se puede extraer de forma natural de estos ingredientes o bien por la fermentación de extractos y plantas, granos de cereal y del azúcar de caña. De hecho, los cosméticos naturales orgánicos y certificados solamente pueden incluir este tipo de alcoholes, en ningún caso cualquier otro que esté producido sintéticamente en un laboratorio. ¡El problema son los alcoholes químicos, no los naturales! Éstos se identifican en las fórmulas con un * que indican su procedencia natural y/o ecológica bajo el nombre de alcohol o benzyl alcohol. Y ahora, desmontemos algunos mitos:

Mitos

  1. El alcohol seca la piel
    NO. Es lo primero que se suele pensar al identificarlo en la fórmula de un cosmético. Pero es que su concentración suele ser tan mínima, lo justo para conservar el producto, que es imposible. En algunos casos, sobre todo cuando el producto es muy rico en aceites, extractos, mantecas o ceras, es necesario utilizar más cantidad, pero aún así sigue sin ser perjudicial. Uno de los motivos es porque no contienen ningún tipo de fijador, con lo que al entrar en contacto con la piel se evaporan. Además, se ha comprobado que no se produce pérdida de agua con la aplicación de alcoholes de procedencia vegetal.
  2. El alcohol irrita la piel
    TAMPOCO. Los estudios disponibles lo confirman y lo hacen fijándose en, por ejemplo, productos desinfectantes y de higiene de manos, que suelen tener un elevado poder antiséptico y más cantidad de alcohol. Cuando es un alcohol de producción natural, no se producen reacciones ni alergias.
  3. El alcohol causa alergias
    DEPENDE. En una piel que ya esté irritada por otras causas, o tenga heridas abiertas, el alcohol puede producir picazón y reaccionar. Pero en una piel sana, no tiene por qué.
  4. Usar productos con alcohol daña y debilita la piel
    EN ABSOLUTO. De hecho, si se utiliza el alcohol es precisamente porque es el conservante más inocuo que existe para la piel. Además, los naturales no contienen fijadores y se evaporan al entrar en contacto con la piel (¡exactamente en 11.7 segundos!). La mayoría de conservantes del mercado (phenoxyethanol, bha, bht, ácido gálico y ascórbico sulfito sódico… prohibidos en cosmética orgánica) no tienen este nivel de volatilización y se acumulan en la piel, obstruyéndola y asfixiándola. El alcohol es la opción más segura tanto para la piel como para el producto, ya que inhibe la formación de bacterias en el producto para que así su vida sea más larga y podamos utilizarlos más tiempo.

Visto lo visto, ¿por qué temer a un ingrediente que además de no tener ningún efecto negativo en nuestra piel, protege nuestros cosméticos bio? El alcohol es sin duda la mejor opción entre muchas otras, así que esperamos que con este artículo le perdáis el miedo. Pero como siempre, responderemos encantados todas vuestras dudas :).

Te puede interesar también

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *