Si tienes tendencia a eczema, psoriasis, caspa o descamación, podría ser que tienes una acumulación de residuos de todos los productos capilares que hayas utilizado. La gran mayoría de productos capilares llevan ingredientes como la silicona el cual deja el pelo suave pero también se queda pegado en el cabello y cuero cabelludo, provocando irritación y un cabello frágil y seco.

Una buena forma de quitar estos residuos es utilizar alguna mascarilla purificante capilar a base de arcilla verde para que esta rastre cualquier impureza que quede. Así, el cabello quedará totalmente limpio y listo para su tratamiento posterior

La primera cosa que recomendamos es hidratar la zona irritada y eliminar la descamación con la aplicación del aceite de jojoba biológico (Simmondsia chinensis: asi es en el listado de ingredientes) o productos capilares que lo lleven

Los mexicanos han utilizado el aceite de jojoba durante siglos para controlar la caspa, fortalecer el cabello y para hidratar el cuero cabelludo. Es ideal para el cuero cabelludo sensible ya que se parece a su propio sebo y al ser un aceite seco, el cuero cabelludo lo absorbe con facilidad sin que deje una capa grasa. Si lo calientas un poco, y te lo aplicas con masaje, notarás como se mejora la descamación. Lo ideal sería dejarlo toda la noche

Por la mañana, se limpia el cabello con un producto suave y fungicida. Recomendamos un producto purificante y desinfectante como el champú árbol de té de Naetura o el Jabón de Aleppo 25%. Al ser productos suaves y completamente naturales, desinfectarán la zona irritada sin irritarla más

En el caso de tener descamación debido a una sensibildad extrema, recomendamos utilizar un champú orgánico para bebés sin perfume o algún champú natural hecho para el cuero cabelludo sensible.